Según Kelly Mooney y Laura Bergheim, en su libro Los diez mandamientos para la gestión de clientes (Editorial Deusto, 2003), del que este post toma prestado el nombre, aseguran que hay unos  principios fundamentales para gestionar a los clientes de manera óptima:

1. GÁNESE MI CONFIANZA. Tiene  que ver con el respeto, la integridad, la defensa y la calidad.  Olvide el resto si no puede llegar a dominar este mandamiento.

2. INSPÍREME. Trabaje las conexiones emocionales significativas con sus consumidores a través de experiencias de inmersión o mediante mensajes alentadores y una filantropía relevante.  Las marcas inspiradoras que trascienden sus productos y servicios se hacen mayores que la suma de sus partes.