La crisis de transformación de la agencia de publicidad de servicios plenos, tan clásica, comienza, en realidad, hace 20 años.

La saturación publicitaria, la llegada del mando a distancia y el zapping, los cambios de los consumidores (en una sociedad que algunos llamaron, antes de tiempo, postindustrial), la aparición de las centrales de medios y las nuevas técnicas de comunicación como el marketing directo o las promociones, comenzaban a debilitar los cimientos de la publicidad tradicional centrada en los medios masivos; aún recuerdo bien el “desgaje” de las tradicionales agencias en empresas “nucleares”, “tipo trébol” (con la agencia “de siempre” en el núcleo del trébol); al principio, creando estructuras orientadas al below the line. Más tarde, bien entrados los noventa, creando estructuras orientadas al marketing interactivo.

Y sin embargo, ¡20 años no es nada!!. No ha sido suficiente y son de prever nuevos cambios.

En síntesis, es lógico prever transformaciones en la siguiente dirección: