Según todos los autores, la Distribución Comercial es una especie de “termómetro” de cuánto de avanzado está un país.

Es una evidencia que España ha sufrido una Revolución Comercial en los últimos años, muy orientada desde la “captura del consumidor” por la cercanía y la geografía.

Pues bien, ya no hay mucho espacio para crecer… ahora la competencia está centrada en la fidelización, la retención y la vinculación a través de marcas amables y próximas.

Descargue el artículo completo en PDF (Solo para usuarios registrados)

¿Te ha parecido interesante? Compártelo con tus contactos