Skip to Content

Blog Archives

Sell the Customer Service Experience, Not the Journey

sell the experience, not the method behind the experienceCompanies have figured out that customer service is marketing. It’s the reason customers come back. It’s the reason customers talk to their friends about the company. It’s the value that can drive your business. Smart companies promise a positive customer service experience; and they deliver.

Recently I read an article that Walmart is going to keep all of the cash registers open during the holidays.  I assume this is so that customer won’t have to wait in long lines, which apparently has been a problem in the past. Of course that’s the reason! And I appreciate that they are doing so.

By the way, I’m a fan of Walmart, and appreciate that they are doing right by the customer. I also believe that the customer is going to get the message. However, there is a valuable lesson here as it applies to customer service and marketing. In the end, I don’t really care about how many cash registers are open. What I do care about is not having to stand in long lines. So, why don’t they just tell me – or sell me – on that fact? Sell me on the experience versus what goes into making that experience happen.

Not too long ago one of the major retail box stores came to St. Louis (where I live). Everyone was excited to visit this cool store with huge selections and low prices. The public feedback was focused on a problem; long check-out lines. The store immediately started advertising a promise to keep lines under five minutes. I gave them a try, and they were true to their word.

What matters is what the customer will experience. When I watch a commercial about taking a vacation to Hawaii, they sell the destination, which is about palm trees and an ocean. They don’t sell me by telling me about how many seats are on the plane that will get me there.

Walmart should take the position that they will open as many as registers necessary to keep the customers’ wait time in line down to five minutes, or whatever time they think is reasonable. It doesn’t matter if that means two registers or ten registers are open. If a customer asks how Walmart plans to do this, then tell them that if necessary, every check-out lane will be opened to ensure that the customer gets out quickly.

This ties into the old sales and marketing adage about selling benefits and not features. Even when a customer buys into the benefit, especially when the benefit is customer service, that doesn’t mean the customer will care much about the details that drive that benefit.

In other words, sell and market to me on the experience, not the method behind the experience.

Original post: http://www.hyken.com/customer-experience-2/sell-customer-service-experience-journey/

0 seguir leyendo

Multicanalidad en la experiencia de cliente

Una de las más llamativas tendencias de los mercados actuales es la proliferación de la multicanalidad.

Cada vez más, aparecen nuevos canales a través de los cuales, en términos generales, los usuarios y clientes pueden interactuar con las empresas proveedoras de servicios.

Con el surgimiento de Internet y el desarrollo de las comunicaciones, la interrelación entre las empresas y sus clientes y usuarios se ha potenciado con nuevas herramientas. Las empresas ahora disponen de nuevos canales de interacción que, por un lado, pueden llegar a formar parte de su ventaja competitiva, pero que, al mismo tiempo, incrementan la complejidad de la gestión de la relación empresa-cliente.

El desarrollo de nuevos canales de comunicación, y la disponibilidad de una gran cantidad de información sobre los clientes, son sólo algunas de las características del actual entorno competitivo. Pero el camino hacia la multicanalidad se ha enfrentado a otra realidad: el nuevo rol proactivo que ha adoptado el consumidor, el llamado prosumidor.

En este contexto, el término multicanalidad se define como una pluralidad de canales (tanto tradicionales como innovadores), variados, interconectados, coherentes e integrados entre sí utilizados por las empresas para sus
actividades de comunicación, comercialización y asistencia a los clientes.

Pero, detrás de todo eso queda una realidad: Los clientes siguen procurando valor, confianza y conveniencia. Y este debe ser el objetivo de toda gestión multicanal. La falta de integración y coherencia entre los canales no crean ni valor, ni confianza, ni conveniencia.

En relación a esta temática, APD organiza el próximo día 26 de marzo el seminario “Multicanalidad en la experiencia de cliente” dirigido  a todas las personas que tienen funciones de responsabilidad, con subordinados a su cargo, en el área de clientes y experiencias de clientes. Los objetivos del seminario son:

  • Lograr que el Customer Experience Marketing esté totalmente integrado en las estrategias de interrelación multicanalidad de la empresa para…
  • Conocer las claves para una comunicación experiencial total ya sea en las oficinas, a través de la comunicación reactiva, así como también a través de la comunicación proactiva
  • Definir y diseñar el recorrido ideal que la empresa desea para todos sus clientes al hacer uso de sus servicios a través de cualquier canal

El seminario será impartido por Juan Carlos Alcaide, experto en Gestión de Clientes y por Pedro Pérez, experto en Multicanalidad.

Si queréis conocer la agenda completa y el programa del seminario, podéis descargaros el folleto aquí.

0 0 seguir leyendo

El sector turístico y el contexto para su evolución

Hace algunas semanas publicamos un post sobre el futuro de España en torno al turismo y sobre cómo el eje principal de actuación debe ser, en nuestra opinión, el posicionamiento en torno al servicio al cliente.

Un servicio al cliente memorable que consiga crear magníficas experiencias para los turistas.

En relación con este concepto, hemos creado unas diapositivas que resumen el contexto actual del sector turismo en España:

Por otra parte, en estos últimos días hemos notado que algunos medios de comunicación también comparten la preocupación por el futuro del turismo, un sector que parece que hasta ahora se ha movido por inercia. Os dejamos las referencias:

  • César Urrutia y Carlos Segovia, de El Mundo, entrevistaban el pasado día 19 de enero a Amancio López, presidente de la alianza de empresas turísticas que forma Grupo Hotusa. El titular de la entrevista fue, “Madrid sufre por no darle importancia al turismo“.
  • El mismo día, José Luis Zorueda, escribía un artículo de opinión en El País que titulaba “El turismo, la gran palanca para la recuperación”. Y, más interesante, el subtítulo: Uno de los pocos sectores que crece merece mayores políticas que faciliten su evolución competitiva.
0 0 seguir leyendo

El ADN del Customer Experience

Por Imaginative Service

El ADN ha sido una estrella en los últimos años. Los programas de la televisión lo hacen el centro de  la resolución de crímenes; las noticias lo sueltan como podrían soltar WMD o TSA. ADN es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas utilizadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos conocidos. Y, como las huellas dactilares, los especialistas forenses son capaces de usar el ADN en sangre, piel, pelo o cualquier fluido corporal localizado en la escena del crimen para identificar al “malo”.

Entonces, ¿qué es el AND del servicio al cliente? ¿Qué pasa si asumimos que hay un componente en el encuentro en el servicio que es único para cada cliente? Si pudiéramos “romper el código del AND del servicio al cliente” podríamos iniciar una experiencia especial que animara al cliente a pagarnos con su lealtad. Creemos que la molécula del servicio que contiene la identidad única del cliente es la “Conexión”.

Conexión es el punto de intersección entre las necesidades y expectativas del cliente y el proveedor de servicios con recursos y capacidad. La conexión tiene varias dimensiones – estructura, sentido y sorpresa. Los clientes que necesitan un par nuevo de zapatos negros de señora o una cámara de alta resolución son muy parecidos a otros clientes de zapatos o cámaras. Un elemento que los hace diferentes es su conexión preferida.

Me gusta comprar libros online. Pero nunca me sorprenderás comprando ropa online – quiero sentir el material y su aspecto. Esa es la estructura de la conexión. La estructura es la forma de la conexión incluyendo el canal, formato y organización. Algunos clientes disfrutan con un saludo cálido y entusiasta cuando entran en un hotel; otros prefieren un encuentro altamente eficiente y directo al grano centrado en llevar al cliente a su habitación rápidamente—ese es el sentido de la conexión. El sentido se refiere a sentimientos, sensaciones y emociones. Recuerda que el mismo cliente puede esperar una forma y sentido diferente para cada necesidad, o en diferentes momentos o bajo diferentes circunstancias.

Pero la parte más potente de la molécula de la conexión es la sorpresa – el tipo de valor añadido o valor único incluido en la experiencia. Todos los clientes disfrutan de un servicio con “la guinda del pastel”. La sorpresa alerta al cliente de que te preocupas por ellos y valoras sus negocios. La sorpresa funciona cuando no es inesperada, simple y sobre todo, encaja al cliente y la situación. Me gustan las sorpresas que me hacen reir o me tocan la fibra sensible; mi socio disfruta con añadidos que le hacen más listo, le ahorran tiempo o mejoran su eficiencia.

Entonces, ¿cómo es un esfuerzo en ciencia forense de cliente? Dadas las muchas combinaciones de estructura, sentido y sorpresa entre los cliente, la ciencia forense de cliente busca crear caminos para leer rápidamente el ADN del servicio o de un cliente en particular. Algunas organizaciones se basan en las llamadas entrantes o tecnología de punto de venta. Otros dependen de investigación psicográfica y servicios antropológicos para ayudarles a “romper el código del ADN”. Pero todo comienza con el deseo de personalizar la experiencia unido al reconocimiento que los clientes cambian continuamente. La novedad de hoy es la antigüedad de mañana. La sabiduría del servicio descansa en encontrar formas de ofrecer la experiencia que cada cliente valora en la forma preferida y al tiempo deseado.

¿Qué pasos puedes seguir para “romper el código ADN del servicio a tus clientes”? ¿Cómo puedes diseccionar la experiencia de tus clientes para descubrir las varias dimensiones de las conexiones del cliente? ¿Cómo puedes convertirte en un forense especialista de clientes?

0 0 seguir leyendo

Las empresas están buscando fórmulas para fidelizar clientes.

El director de Marketing de Servicios, intervino la pasada semana en un encuentro organizado por Reparalia y Unidad Editorial sobre “Fidelización, Lealtad y Experiencia de Cliente”.

Señalamos a continuación las 10 ideas clave que se concluyeron en el Encuentro:

  1. Necesidad de poner el foco en los intereses de los consumidores para evitar su marcha.
  2. La retención de clientes es una urgencia inaplazable.
  3. Es mejor antiparse, cuando un cliente decide que se va, no hay forma de pararlo.
  4. Es necesaria la visión del cliente como estrategia desde arriba.
  5. Se debe construir un servicio partiendo de la experiencia que el cliente espera en su contacto.
  6. Mejorar la experiencia del cliente implica crear coordinación y colaboración interna.
  7. Los clientes demandan marcas y equipos directivos que demuestren fiabilidad.
  8. Gestionar las quejas de forma correcta permite convertir a clientes descontentos en portavoces de tu marca.
  9. Van a ser necesarias políticas drásticas de contención de bajas.
  10. Hay que examinar muy bien a los clientes, no se pueden tratar todos los casos por igual.

1 0 seguir leyendo

La lealtad de los clientes se origina en una experiencia de compra que cree fuertes conexiones psicológicas

Una empresa que quiera competir con éxito en el mercado necesitará diferenciarse. Para ello, además de los aspectos funcionales, deberá aportar elementos emocionales que superen positivamente las expectativas de los clientes.

Conceptos como commoditization,generización o indiferenciación están presentes hoy día en todos los ámbitos de negocio. Siendo más ilustrativos, ¿acaso alguien sabría describir cuáles son las diferencias entre los servicios que ofrecen dos bancos distintos? Si ponemos otro ejemplo, ¿en qué se diferencian los servicios que pueden ofrecer dos aerolíneas de la misma categoría, que incluso utilizan los mismos aviones y hacen las mismas rutas? Como vemos, para los consumidores, las diferentes ofertas que encuentran en el mercado tienden a parecerse demasiado entre ellas y, en consecuencia, son fácilmente sustituibles. En el sector minorista ocurre exactamente lo mismo: zapaterías, supermercados, tintorerías Todos, al final, recurren a competir únicamente sobre la base de los precios. Pero ¿qué otras alternativas existen para este tipo de negocios? ¿Cómo se puede lograr ese elemento diferenciador que puede ser tan valioso y que nos puede servir, no solo para atraer nuevos clientes, sino para retener y fidelizar a los que ya tenemos? Pues bien, aquí entran en juego otros nuevos conceptos:experiencias, emociones y algunos más que descubriréis a lo largo del artículo.

“Rediseño de la experiencia del cliente”. Artículo de Juan Carlos Alcaide y Carlos Aires publicado en el número de septiembre de la revista “Marketing+Ventas”.

0 0 seguir leyendo

Marketing experiencial, neuromarketing y nuevas técnicas de marketing

El próximo día 12 de abril, APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) organiza el seminario, dirigido por Juan Carlos Alcaide, sobre los avances en estas disciplinas y las claves necesarias para desarrollar y poner en marcha nuestra propia estrategia de Customer Experience.

Seminario APD- Nuevas técnicas de marketing – dirigido por J.C. Alcaide

Las nuevas generaciones y sus gustos, los cambios de estilo de vida de la sociedad, los vertiginosos avances tecnológicos, la web 2.0. y la consecuente aparición de nuevas tipologías de cliente… son realidades que han transformado las verdades asumidas. El marketing masivo ya no es la respuesta válida. Hoy, la tendencia es marcada y clara: hemos de “tocar la tecla” adecuada en el cerebro del consumidor.

Para lograrlo, los expertos en marketing se han afanado en profundizar en el estudio del comportamiento individual y social haciendo uso del marketing experiencial, y recientemente del neuromarketing. Así, los avances de la neurociencia y sus aplicaciones al mundo del marketing nos han permitido sofisticar la investigación de mercados hasta conseguir acercarnos a las respuestas más ansiadas: ¿por qué el cliente toma una decisión de compra? ¿qué es lo que está detrás de su conducta? ¿cuáles son sus preferencias, más allá de sus manifestaciones conscientes, al enfrentarse a un mercado sobresaturado por la oferta?

Pero, obtenido el conocimiento, ¿cómo transformarlo en acción? Abercrombie y su uso del aromarketing; Apple y su conversión en una marca emocional; hipermercados (como Carrefour Planet) que componen su relación con el cliente desde el prisma de la emocionalidad; son ejemplos de hoy inspirados en enfoques del siglo XX (como Disney o Coca Cola), paradigmáticos del nuevo concepto de marketing experiencial.

El seminario está dirigido a directores de Marketing, directores comerciales, gerentes de pymes, consultores, y consultores de marketing y tiene como objetivos:

  • Conocer en la práctica el alcance de los conceptos asociados al Marketing de Experiencias y su aplicabilidad.
  • Conocer casos reales de aplicación, así como aciertos y fracasos.
  • Comprender perfectamente cómo aplicar estrategias de Marketing de creación de vivencias, exaltación de los sentidos, cuidado de la marca emocionalmente y enriquecimiento de las operaciones desde el database marketing (Customer Experience Management).
  • Saber usar el Neuromarketing, cuándo proceda, para conocer las Customer Insights.

 

1 0 seguir leyendo

Cuando el marketing se acerca al servicio, los clientes se emocionan

En Marketing de Servicios tenemos una máxima que no nos cansamos de repetir: Calidad y Calidez, dan un Diez. Es por eso que conceptos como orientación y servicio al cliente, vinculación, comunicación, experiencias, emoción, etc. son tan importantes en las empresas de servicios.

Esto no sólo lo decimos nosotros. En esta ocasión queremos compartir con vosotros un artículo de Carolina Velasco, publicado el día 6 de marzo de 2012 en el reconocido portal puromarketing.com. Lo reproducimos aquí:

La esencia del marketing es lograr que sea viral, sin embargo, es en la definición del camino que se debe seguir para lograrlo donde se produce la confusión.  Y es que, no es un tema menor que el camino para lograr que una estrategia de marketing sea viral, comentada, promovida, recomendada, seguida, radica en la conciencia de prestación de servicio que de ella se desprenda.

Como siempre en la vida, llegar a impactar en las emociones de otro, hacerse confiable y necesario, sólo es posible a través de acciones que desencadenen el bienestar de la motivación. ¡De sobra conocidos son los efectos derivados de un equipo motivado, donde los beneficios crecen exponencialmente al nivel de cohesión!

Cuando una estrategia de marketing se basa en el control de lo que se dice de la marca, está destinada a fracasar. Muy por el contrario, cuando se tiene una clara conciencia de prestación de servicio, se inician las conversaciones y los diálogos, se comienzan a derribar las barreras y, consumidor y marca, inician el camino de la construcción de un vínculo, es ahí cuando el marketing se transforma en una nueva variables social, alejándose de su aspecto más comercial y emerge como el hilo conductor entre las marcas y las emociones de sus clientes.

Siempre teniendo presente que al hablar de clientes lo hacemos en forma de doble vía, como es hoy la red, tanto internos, como externos. ¡Su grado de motivación es determinante para el crecimiento de nuestra marca en ambos casos!

La naturaleza de servicio, no está grabada en el ADN de quienes vivimos los años previos a la eclosión de la crisis económica y el nacimiento, casi en simultáneo, del concepto Web social. Las estructuras jerárquicas eran distintos y los modelos de negocio imperantes también. Sin embargo, como consecuencia derivada de las políticas y normas de “convivencia social”, nos enfrentamos a la necesidad de ser éticos, comprometidos y honestos, desde el núcleo. Debemos tener objetivos primarios (y excluyentes) centrados en los vínculos con los clientes y debemos saber conformar equipos de trabajo, con el mismo nivel de integración.

La mejor forma de transitar por este cambio de paradigmas asociado al marketing y que define la viralidad de nuestras acciones sólo en unión directa con nuestras cualidades como personas, es aceptar que en el momento actual; canales, plataformas, usuarios, herramientas y acciones, son tan constantes, que la única forma de lograr el crecimiento es ¡ haciendo las cosas bien!

Cuando construimos comunidades en las que la vocación de servicio se evidencia desde la interacción, incluida la resolución de conflictos, estamos mostrándonos como marcas comprometidas, coherentes y constantes en sus creencias y valores. ¡Marketing integrado en el servicio al cliente, los clientes se emocionan!

0 0 seguir leyendo

Low cost en los servicios: las claves del éxito (quinta (y última) parte)

La diferenciación a través de las personas

Desde nuestro punto de vista, el éxito en el modelo “low cost” se alcanza mediante la fórmula: diferenciar la oferta y producir a bajo coste. Es decir: el precio justo cuidando el valor percibido a través de la calidez.

Tres conceptos irrefutables del sector servicios:

  • El servicio es una prestación fundamentalmente humana, cuyos resultados dependen en gran medida de la interacción que se produce entre dos grupos de personas: los clientes y el personal de la empresa.
  • La intervención del personal de la empresa es determinante en la percepción de calidad y eficacia del servicio.
  • El comportamiento y las actitudes de los empleados son el alma de la calidad de un servicio.

En las empresas “low cost”, el problema se plantea cuando el concepto de no frills se interpreta como “no servicios” y, la búsqueda de una estructura de bajo coste se traduce en: reducción de personal por debajo de los límites válidos, contratación de personal de baja calidad, no invertir en formación y capacitación, alta rotación del personal, y los servicios de apoyo (facilitadores y de conveniencia) se reducen o se eliminan del todo.

Sin embargo, la búsqueda de los costes bajos no implica, necesariamente, que el cliente sea abandonado a su suerte o que el “low cost” sea percibido como “low service”. No existe contradicción entre una estructura de costes bajos y un excelente nivel de servicios, en especial, cuando este último se logra a través de la calidez, que es lo que va a determinar la diferenciación de la empresa. En otras palabras: la calidez no cuesta más, ya que depende de las actitudes del personal y no de sistemas, procesos o equipos costosos y sofisticados.

[table id=5 /]

Gestión del personal: aspectos clave

Respecto al personal la visión clave debería ser: el número mínimo necesario, pero todos excelentes. Para ello se requerirá un esfuerzo permanente y coordinado de la empresa en los aspectos centrales que mostramos en la tabla anterior. El objetivo a lograr se puede resumir de la siguiente manera:

  • Cliente centrismo, clientemanía, cultura customer centric.
  • Calidad del servicio incorporada desde el momento de su diseño (procesos y procedimientos amigables).
  • Calidad en la prestación del servicio: provocar una experiencia cálida y amigable.
  • Humanidad y emoción en la creación y entrega de valor al cliente.

El resultado final a alcanzar se puede resumir de la siguiente manera: El cliente debe percibir que recibe más de lo que paga, ya sólo así se potencia la percepción de valor percibido a cambio de lo que se ha pagado.

En síntesis final, también en el modelo “low cost”, para garantizar el éxito a largo plazo en el mercado es necesario sustentar la gestión en la combinación de Calidad + Calidez.

[table id=7 /]

Calidad y calidez

Otras partes del artículo:

0 0 seguir leyendo

Low cost en los servicios: las claves del éxito (cuarta parte)

Nuestro planteamiento

A la luz de la lógica de Porter, un caso muy particular es el de Ikea, que ha logrado compatibilizar el liderazgo en costes con una marcada diferenciación mediante la mejora del valor que entrega a sus clientes. Y, según nuestro criterio, este es el enfoque a seguir si se quiere tener éxito cuando la competencia se plantea no entre las empresas de alta gama (que procuran la diferenciación para justificar sus precios más altos) y las “low cost”, sino entre las propias “low cost”. En términos concretos, qué deberían hacer Easy Jet y Ryanair para competir entre sí. En otras palabras, la pregunta es:

  • Una vez que una empresa “low cost” logra crear una eficaz y eficiente estructura de bajos costes, en términos de proveedores, canales de distribución, gestión de la relación con los clientes, personal, etcétera, ¿en qué factor o factores debería sustentar su estrategia competitiva?
  • ¿De qué forma puede enfrentar la competencia de las otras empresas “low cost” al mismo tiempo que atrae a usuarios de alta gama?

Nuestra tesis en MdS es que el éxito de las “low cost” lo lograrán aquellas empresas que sean capaces de lograr la efectiva combinación de tres factores clave:

  1. Servicio diferencial (que no tiene por qué ser de lujo).
    [table id=3 /]
    Costes bajos + diferenciación en calidez
  2. Percepción de calidez en la experiencia de los clientes.
  3. Al precio subjetivamente justo.

Y, fundamentalmente, lo anterior se logra como resultados de unir dos características en la gestión de la empresa y, muy especialmente, en sus relaciones con los clientes:

Liderazgo en costes más diferenciación en calidez a través de las personas.

Visto desde la óptica de los clientes, en forma muy esquemática y resumida, los elementos referenciales de nuestro enfoque son los que mostramos en la tabla anterior.

[table id=4 /]

El primer factor, percepción de precio justo, creemos que no necesita explicaciones adicionales. Respecto al segundo factor, experiencia y amabilidad, la clave radica en la estructuración del servicio y los elementos que se integran en el mismo (que, repetimos, no tienen porque ser de lujo a costosos). Así, en los mercados actuales, determinados atributos de los servicios básicos se dan por descontados y supuestos: confort, seguridad, eficiencia, idoneidad, adecuación al uso, etcétera; los clientes esperan encontrarlos siempre en servicios similares y de la misma categoría. Pero no sucede así con los servicios facilitadores y de conveniencia, en los que sí se puede sustentar la diferenciación.

Ahora bien, sobre la estructuración de los servicios, la calidad total, las 10 expectativas clave de los clientes, la ecuación de la calidad, y asuntos relacionados, se ha escrito mucho y existe una amplia bibliografía. No creemos necesario abundar en este tema. Además, la realidad de hoy nos confirma que calidad sin calidez no es suficiente para lograr el éxito en los mercados actuales. Por eso, preferimos centrarnos en la diferenciación a través de las personas.

Otras partes del artículo:

0 0 seguir leyendo